Blogia
kwa

El desconocido mundo de las FPGA's

El desconocido mundo de las FPGA's Como no tenía ni pajolera idea de lo que eran las FPGA's, mi profesora de doctorado, la Larga, decidió darme esta semana unas clases introductorias para afrontar su asignatura debidamente. Así que este lunes entro por la puerta de su despacho y lo primero que me suelta es "Qué moreno estás!!!". Me da algo de vergüenza estar tan moreno porque da a entender que no trabajo nada, así que le digo que estuve embarcado el fin de semana y que me dió mucho el sol. En el fondo me alegro, porque sé que le doy envidia, ella viviendo en una casa cerca de la playa y todavía tan blanca...
La cuestión es que todos los días a las diez me recibe en su despacho, abre el PowerPoint y durante dos horas empieza a hablarme de que si Xilinx, que si Altera... No me entero de nada. Pero yo hago como que sí, que lo entiendo todo. Eso lo sé hacer muy bien desde que estoy en este trabajo. Lo hago tan bien que hasta podría ser presidente del gobierno. La clave está en mover la cabeza como diciendo: "Pero tía, si eso es trivial!" o "Claro, es evidente". De vez en cuando frunces el ceño como que te cuesta cogerlo, pero enseguida dices "Sí, sí. Ya lo veo". Y listo.
La verdad es que me parece bastante interesante lo que me explica, más de lo que pensaba, pero mi nivel ha decaído tanto que me cuesta seguir sus explicaciones, así que cuando entiendo algo, enseguida se lo comento. Le digo: "Ahh, esto es así por eso y por lo otro". Y se queda toda contenta, porque atiendo y porque se cree que explica de maravilla.

A veces se me va la cabeza, y empiezo a recorrer con los ojos su despacho, aprovechando que ella juguetea con las teclas y pasa como loca las transparencias buscando algo. Veo los libros de siempre, fotos de sus hijas, post-it por todas partes y mi nombre y mi teléfono escritos en un folio pintarrajeado. Mi mente retorcida después se posa en su escote de camiseta veraniega, y me dan ganas de seducirla. Estamos tan cerca el uno del otro y yo soy tan joven y estoy tan moreno... Imagino que la miro fijamente a los ojos y que se empieza a poner nerviosa... Luego pienso que no entiendo por qué una chica que mide cerca de 1'80 lleva unos pantalones de pirata que la hacen más larguirucha todavía... entonces la Larga encuentra lo que buscaba y seguimos con la clase.
Al rato me pide que paremos, que va a llamar por teléfono. Le digo que no me importa salir de su despacho, pero me dice que me quede, "aunque el tema es algo escabroso". Y cierto que lo era. La Larga tiene que ir a un juicio porque durante las vacaciones pasadas, contrató a una señora para la limpieza y para que cuidase a los niños. Resulta que la señora era la ex-mujer del vecino de la Larga... por lo que empezó a limpiar al ladito de su ex-marido. Y empezaron los problemas, claro. Todo indica que no fue una coincidencia, a lo que tenemos que añadir que su marido tiene una orden de alejamiento tras una denuncia, puesta por ella!!!
Empiezo a marearme con una historia tan complicada. Entonces me dice: "Ay! Cuando tengas una chica ya verás lo que se sufre!. Lo mejor son las guarderías. Y las de la limpieza, por horas. Si me quiere robar el televisor, que se lo lleve, pero que esté en tu casa ahí, todo el día...". Y me parece el colmo del aburguesamiento. Como si tener chica fuese como tener tele. La puerta se abre. Alguien viene a buscarnos para tomar un café.

P.D. El final del día mejoró mucho con un chapuzón en el mar, y unas cañas escuchando un cuentacuentos en un chiringuito en la playa de la foto. Me voy a acostar que mañana tengo que seguir con la Larga.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

L. -

No todo ha de ser sexo no? o sí?
A mí me ha gustado, kwa...

kwa -

Siento haberte desilusionado, pero se ve que no me visitas mucho... A diferencia de la página de L., la mía tiene tan poco sexo que hasta sería "TP" en EEUU. Además, la profe no me interesa lo más mínimo. No era ése el mensaje.
Prometo intentar que en una próxima recalificación mi página obtenga, por lo menos, N.R.-13.

Bo Peep -

Jajajajjaa, vengo de la casa del libertino y debo venir con la mente calenturienta. Sabía que lo que te gustaban eran los prolegómenos y he llegado hasta el final, pero nada. Creo que deberías cambiar de profe. :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres